miércoles, 10 de mayo de 2017

El símbolo y el mito del escarabajo, un animal que nunca esta cara-arriba



Este artículo es una sencillo agradecimiento a uno de mis mejores colegas, por la épica sesión de riso-terapia con la que el pasado fin de semana me curó de todos los males.

El escarabajo es uno de los animales con los que la gente no se pone de acuerdo. Para algunos un escarabajo representa el peor de todos los males, mientras que para otros el escarabajo es la mejor de las mascotas que uno puede tener en la vida. En castellano la palabra "escarabajo" nos habla por sí sola:
ESCARABAJO  =  ES un animal con la CARA hacia ABAJO
Por escarabajos entendemos una amplia gama de animales pertenecientes al orden de los Coleópteros. Decimos que se trata de una amplia gama por que los Coleópteros son una clase de insectos formada por más de 350.000 especies distintas. No hay ninguna otra clase de animales que este formado por tantas especies. Curiosamente, el número de especies de los coleópteros, frente al número de especies de los mamíferos, es en creces superior con un número de veces muy simpático: el omnipresente 66.

La multitud y variedad de Coleópteros es impresionante y se subdivide en cuatro sub-órdenes principales en donde destacan la sub-orden de los Polyphaga. Los encontramos viviendo en todos los medios posibles, acuáticos, aéreos, terrestres,... están por todas partes con formas inverosímiles que nos remontan la imaginación a tiempos arcaicos.

Algunas especies como las Luciérnagas tienen la increíble prestación de poder emitir luz. La mayoría de los Coleópteros son auténticos acorazados que tienen una prestación que es la envidia de todo bicho terrestre: pueden volar.

Mediante unos diseños biológicos impecables, las alas de los coleópteros quedan escondidas y protegidas a la perfección en el interior de una coraza protectora portátil. Las livianas y delicadas alas, que les permiten poder volar, quedan a salvo cuando el animal se desplaza sobre tierra.

Bajo este contexto, son la envidia de todos los aparatos voladores diseñados para poder ser transportados en un porta-aviones. Una autentica maravilla de ingenio con un sin fin de diferentes modelos.

Los nombres de alguno de ellos son dignos del mejor batallón aereo-transportado: Hércules, Titán. Goliatus, etc.


Pero de todas las especies de escarabajos, hay una que, desde los inicios de la civilización, cautivó a los seres humanos por doquier y muy especialmente en Egipto. Nos estamos refiriendo al famoso escarabajo pelotero, también llamado escarabajo bolero. Es a partir del comportamiento del escarabajo pelotero que surgieron numerosos mitos que relacionan al escarabajo con el poder de auto-crear. Durante muchos milenios los hombres creyeron que el escarabajo pelotero se procreaba directamente de las bolas de estiércol que pacientemente almacenaba en su guarida.

En realidad el trabajo de hacer rodar la bola hasta llegar a la guarida, suele realizar lo el escarabajo macho. Una vez que la bola esta "en casa", la hembra es la encargada de hacer la puesta de huevos en la bola de estiércol que el macho se ha currado. Al cabo de unos días, los huevos eclosionan con unas pequeñas larvas que nacen rodeadas de un excelente alimento: el estiércol.

Hay que reconocer que la idea es muy buena. No tener que preocuparte por "el biberón" de tus hijos es una gran cosa. Un premio al ingenio para poder tener numerosa descendencia sin sufrir el estrés que tanta "boca abierta" conlleva.


Pero la peculiar forma de las larvas del escarabajo pelotero ayudaron a que las leyendas alcanzaran la categoría de auténticos mitos egipcios. Y es que las larvas del escarabajo pelotero, al tener sus alas y patas encapsuladas, tienen un enorme parecido con la imagen de una momia. Una momia que parece surgir de una increíble partero-génesis espontánea. Con esta última escena, los egipcios se acabaron de comer el coco y fliparon en cantidad, hasta llegar a convertir al escarabajo en un dios relacionado con el poder de nacer, vivir, morir y renacer.

No es de extrañar que los egipcios usaran al escarabajo como uno de los mejores amuletos que uno puede poseer, frecuentemente representados en sellos de piedra y cerámica: son los llamados escarbeos que recuerdan en todo momento que estamos ante un animal sagrado. Un animal que era sagrado por que cumplía uno de los trabajos más importantes de nuestro universo: empujar la bola del mundo desde el alba hasta el ocaso.

En numerosas tumbas egipcias los encontramos pintados en los frescos de las paredes o en las cerámicas que acompañaban al difunto como símbolo de renovación de la vida, símbolo del calor y de la luz vital. El escarabajo egipcio representa al Sol de la mañana con la forma del dios Kherpri y todo lo relacionado con el nacimiento y la resurrección. El vocablo "kheper" significa "tomar forma" y también significa "nacer". Representa la acción de llegar a a existencia con una forma dada.El dios escarabajo impulsa al Sol para que salga de la oscuridad del infra-mundo e inicie un trayecto por el cielo diurno. Simboliza el ciclo solar del día y de la noche.

En el capítulo 83 del Libro Egipcio de los Muertos, encontramos una expléndida definición de todo lo que el escarabajo llegó a representar para todo faraón o sacerdote que se preciara:
"He manado como los que lo hacen en primavera,
me he convertido en Kherpri,
he crecido como una planta,
me he cubierto con un caparazón como si fuera una tortuga,
represento la esencia de cada uno de los dioses".
Algunos arqueólogos y expertos muy poco convencionales, han llegado a sugerir que la forma de las tumbas egipcias imitan las guaridas de los escarabajos peloteros, con un pozo subterráneo en vertical que conduce a la estancia principal construida en horizontal en la parte más profunda de la guarida de estos escarabajos amantes de las bolas.

La mayor parte de las culturas africanas presentan al escarabajo pelotero como la única criatura capaz de rescatar un fragmento de tierra primordial del abismo acuoso. Pero el escarabajo pelotero no solamente cautivo a los africanos, en el tratado chino de la Flor de Oro podemos leer:
"el escarabajo hace rodar su bola, en la bola nace la vida, fruto de su esfuerzo indiviso de concentración".
El gran Lao-tse nos habla del escarabajo bolero como ejemplo de la habilidad que aparentemente es inhábil, de la perfección aparentemente imperfecta, que acaban por convertirse en grandes criterios de la sabiduría.

Como no podía ser de otro modo, el escrabajo también lo encontramos en el Continente Americano como es el caso de las tradiciones religiosas mayas. En el Libro de Chilam Balam el escarabajo nos aparece como el lodo de la tierra, en el sentido material y moral del término, llamado a convertirse a pesar de todo en divinidad. Llegado este momento, se presentaron los dioses escarabajo, los indecentes, los que han puesto en nosotros el pecado, los que eran el todo de la tierra. El relato de la escena finaliza con una potente voz que proclama: "Atención!!!!!, hablad y sereis los dioses de esta tierra".

Tratándose de una obra satírica, es muy posible que sus autores mayas, provenientes de los medios indígenas en lucha contra la religión cristiana de los conquistadores españoles, se estuvieran refiriendo a los sacerdotes con sotana negra como los escarabajos invasores.

"Escarabajos invasores", una sagaz forma con la que nombrar al opresor sin ser detectado, un simbolismo que define a la perfección la forma con que la Iglesia Católica "conquisto" América. Ya dedicamos un artículo a la Monita Secreta, el manual de instrucciones que los sacerdotes utilizan cuando desembarcan en el campo de batalla. Los sacerdotes y los escarabajos también tienen en común la costumbre de vestir utilizando sus dos colores favoritos: el negro y el rojo.

Irlanda es uno de los lugares donde los escarabajos no representan nada bueno y han llegado a convertirse en símbolos completamente negativos. Uno de los personajes famosos de aquellas tierras es llamado "Dubthach Lengua de Escarabajo", por que maneja fácilmente la injuria y su color preferido es el negro oscuro, el más oscuro que usted se pueda imaginar.

En la actualidad un escarabajo o una cucaracha son sinónimos de suciedad, plaga indeseada y de un ser que causa gran repulsión. El gran David Dees nos lo dejo excelentemente plasmado en uno de sus trabajos artísticos dedicados a desenmascarar la gran mentira del 11-S. En dicho trabajo España queda bien retratada, como no podía ser de otro modo al tratarse de una obra que cuenta Verdades:


La obra de David Dees nos muestra además la triste realidad geopolítica de España en todo este tinglado de grado 33. El ejercito de escarabajos viene comandado por USA Gran Bretaña, Francia y los de la estrella de Salomón. La pequeña cucaracha española solamente sigue sus pasos y lo que es peor,... recibe órdenes totalmente opresoras.

Dentro del mundo de la música también hay un escarabajo que ha triunfado por todo lo alto y que ya ha pasado a ser idolatrado: The Beatles. La banda original fundada por Lennon en marzo de 1957 se llamaba de forma muy distinta, The Quarrymen, y tras cambiar varias veces de nombre, en agosto de 1960 paso a llamarse de forma definitiva The Beatles. Los libros de historia musical cuentan que el nombre se debe a un homenaje que los jóvenes ingleses quisieron realizar a uno de sus ídolos, Buddy Holly y The Crickets (Los Grillos).

No es de extrañar que más de uno vea a los 4 Beatles como a 4 sacerdotes pertenecientes a una cofradía cuya cabeza visible es la reina de unas islas donde se circula en sentido inverso al de la mayoría. A esta cuestión, ya le dedicamos todo un artículo cuando se celebraba el 50 aniversario del inicio de la contienda.

El escarabajo es de los pocos animales que han podido triunfar en el mundo industrializado de hoy en día, llegándose a convertir en un autentico icono popular a nivel mundial. La culpa de todo ello la tienen los alemanes y sus redondeados automóviles..

Pero la pura verdad es que los escarabajos han estado relacionados con el transporte desde la noche de los tiempos. Bajo este contexto podemos afirmar que los alemanes en la industria automovilística no inventaron ningún diseño revolucionario. Los alemanes tan solo copiaron al mejor de los taxis de la selva tropical, unos taxis con los que las ranas tropicales acuden puntuales a sus citas selváticas:




Nos creemos los reyes del mambo y resulta que en la selva hay unos animales que nos dan unas cuantas vueltas, a pesar de que su rostro está CARA - ABAJO!!!!!!!!

Johnny McClue 2017