lunes, 26 de diciembre de 2016

La simbología oculta en el mensaje navideño del rey y el tren de la independencia catalana



Con la aparición del aparato de la televisión en todos los hogares del  siglo pasado, los gobernantes de todo el mundo se percataron de inmediato de la importancia del invento para poder tener el rebaño controlado.

Una buena muestra de ello la tenemos en España con los "inocentes" mensajes navideños que el rey hace cada año a sus súbditos. En estos mensajes todo cuenta, hasta el más mínimo detalle tiene importancia. La simbología juega un papel fundamental en estos casos en donde el monarca pretende captar la atención del consciente y subconsciente cada uno de sus súbditos. De forma subliminal los elementos simbólicos que acompañan la escena impactan en lo más profundo de nuestra psique.

En estas navidades del 2016, el texto del mensaje navideño del rey a todos sus súbditos ha tenido un claro mensaje de unidad y respeto a las leyes, Las imágenes del mensaje comienzan en el exterior de la residencia del monarca. Ya es de noche y la iluminación del jardín nos deja ver la puerta de entrada de la mansión real. La puerta principal esta custodiada por dos arboles navideños debidamente iluminados, uno en cada lado. Las puertas se abren y la cámara va penetrando al interior del edificio hasta llegar al despacho de Felipe donde el rey esta sentado junto a unas estanterias con libros y fotos familiares. En este primer encuadre el rey aparece sentado de forma que su figura se interpone entre el espectador y unas banderas de las que solo podemos ver la parte superior de las mismas.


Primer mensaje sin palabras: Todo el mundo tranquilo que los intereses de España están por encima de los europeos


El rey empieza a hablar y en un momento dado una segunda cámara nos muestra al rey desde otro ángulo de la habitación. Es entonces cuando apreciamos las dos banderas que también su padre utilizaba como decorado en este tipo de mensajes. Se trata de la bandera española y la bandera europea, pero con una gran diferencia simbólica con respecto a como las lucía Juan Carlos.

El rey Juan Carlos siempre tenía las dos banderas claramente separadas en todos los encuadres de las cámaras.



Pero en esta Navidad, las dos banderas de Felipe de separadas no tenían nada, estaban tan juntas que una tapaba literalmente a la otra. La bandera española es la que luce en primer lugar, mientras que la europea solamente se ven las puntas amarillas de dos estrellas. Es desde esta segunda cámara con la que el rey pregona la parte central de su misiva, o dicho de otro modo, lo que considera "que hay que hablar este año".


Como se puede comprobar la bandera europea queda irreconocible, podría tratarse de cualquier otra bandera con fondo azul. Con este decorado el monarca indica que los intereses y problemas de España están en primer lugar de forma clara y contundente. Primero España y después, con mucha diferencia, Europa. Esta puesta en escena no debe haber gustado mucho a Bruselas. Seguramente, más de un dirigente comunitario debe haber suspirado: "Con el del elefante esto no ocurría!!!!"


Segundo mensaje sin palabras: Queridos catalanes, cuando las leyes no son respetadas, Yo soy el que manda hacia donde van los tanques y misiles


La bandera española tiene un enorme escudo en su parte central formado por tres elementos principales:
  1. Las dos columnas de Hércules
  2. La corona real en la parte superior
  3. Un escudo cuartelado
Cuando la bandera española esta colocada en un mástil, el enorme tamaño del escudo central con respecto a las dimensiones de la bandera, provoca que los pliegues de la propia tela oculten alguna parte del enorme escudo. De los tres elementos principales del escudo español, la corona real es el que siempre luce completo, ya que es el que simboliza el poder real de la monarquía. El asesor de imagen del rey siempre esta muy atento con este detalle de que la corona sea visible en su totalidad.

Esta preferencia a que la corona de la parte superior sea visible provoca que alguna de las cuatro partes del escudo cuartelado no pueda verse en las imágenes que se retransmiten del mensaje navideño. El escudo cuartelado refleja los cuatro reinos españoles en tiempos de los Reyes Católicos:


  1. Arriba a la izquierda el escudo del reino de Castilla
  2. Arriba a la derecha el escudo del reino de León
  3. Abajo a la izquierda el escudo del reino de Cataluña y de Aragón
  4. Abajo a la derecha el escudo del reino de Navarra


Como podéis observar en el decorado utilizado por Juan Carlos, la elección siempre era la misma: el escudo del reino de Cataluña y Aragón era el ocultado por los pliegues de la tela, ya que lo más importante es que todo dios visualice la corona real de la parte superior del escudo español. Aquí tenéis tres claros ejemplos en donde podéis comprobar que en todas las ocasiones eran las cuatro barras catalanas las que no existían en las felicitaciones navideñas de Juan Carlos. 




La última de las imágenes, habla por si sola, y nos recuerda unos tiempos en donde el monarca tenía dos problemas relacionados con la independencia: el problema catalán y el problema vasco-navarro.En esta tercera imagen, ya no es un pliegue o una arruga, sino un retrato familiar es el que se interpone entre el espectador y la parte inferior del escudo cuartelado. Pero no se trata de cualquier retrato, es la representación de la continuidad de la familia real la que se interpone y oculta los escudos del reino de Navarra y de Cataluña en forma de tres generaciones. Abuelo, padre y nieta, toda una indirecta para advertir que hay "cuerda para rato". 



Estamos ante un claro ejemplo del poder subliminal de los símbolos y arquetipos. Aquella noche de Navidad, con esta puesta en escena, Juan Carlos entró dando una patada por la puerta del subconsciente de cada independentista vasco y catalán. La anterior imagen es una clase magistral de manipulación mental sin haber abierto la boca, todo entra por los ojos del espectador.


Sin embargo en el mensaje de Felipe de estas Navidades del 2016, descaradamente ocurre todo lo contrario. El escudo de las cuatro barras es el que destacaba con respecto a los otros tres. Una clara muestra de hacia quién estaba dirigido el mensaje de este año: a todos los catalanes que sueñan con ser independientes.

Con esta puesta en escena tenemos un magnífico ejemplo de como el poder utiliza los símbolos y los arquetipos. Sin nombrar ni una sola vez a Cataluña, el rey ha entrado en lo más profundo del subconsciente de cada catalán recordando les que hay que respetar la Constitución y leyes españolas. Como rey, es el máximo responsable encargado de hacer respetar todas las reglas del juego y para cumplir dicha tarea disfruta de una serie de "muy especiales atributos".



A veces, es bueno recordar
  1. No tan solo es rey de España, es el Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas de los 3 ejércitos: Tierra, Aire y Mar.
  2. En Cataluña ya no queda ningún cuartel del ejercito de tierra, todos los tanques y piezas de artillería catalanes están actualmente en Zaragoza, Jaca, Castellón y Valencia
  3. En Cataluña ya no queda ninguna base del ejercito del aire, todos los aviones y helicópteros están actualmente en Manises y Zaragoza.
  4. En Cataluña no existe ninguna base naval, la marina española no opera en Cataluña
  5. Las "Bastillas" que el pueblo catalán podía asaltar, hace tiempo que empezaron una sigilosa mudanza hacia otras regiones.
En la siguiente imagen se puede comprobar como la ciudad de Barcelona tenía, como toda ciudad que se precie, una serie de cuarteles y destacamentos militares estratégica mente repartidos por la ciudad para poder defender la en caso de necesidad. Pero hace tiempo que en la meseta central se decidió que Cataluña no era una región preciada y actualmente esta completamente desarmada. 

De todos aquellos cuarteles, no queda nada. Los tanques, vehículos blindados y helicopteros agarraron las de "Villa Diego" y se mudaron. No queda nada de todo ello, ni tan siquiera una puta bala!!!!






Un gran número de catalanes creen que podrán alcanzar la independencia de forma pacífica, gracias al gran invento de la democracia, las urnas y las papeletas. Pero en la vida nadie regala nada todas las revoluciones y repúblicas se han tenido que luchar. Y para luchar hay que estar armado. Pero cuando no hay ninguna Bastilla la cosa se complica, como ocurre en Palestina, donde solo queda una opción: defenderse a pedradas!!!!

No hay acción más valerosa que estar dispuesto a dar la vida luchando por un ideal. Pero ir a la lucha y a la confrontación sin estar armado, no demuestra valentía, solo es una gran estupidez que solamente provocaría un gran baño de sangre. Con la sangre de las 4 barras, ya tenemos suficiente, manchar con mas sangre nuestra bandera,... ya no cuela!!!!

Cuando Felipe en calidad de jefe supremo, de la orden a los 3 ejércitos,  Pujol, Mas, Puigdemon, Junqueras y compañía, ¿continuaran estando en la primera fila de catalanes intentando repeler la agresión? 



Pueda que sean grandes políticos, puede que sean excelentes oradores, pero no los veo con los suficientes cojones para ponerse delante de un tanque. Pero que tengan pocas pelotas, no implica que también sean estúpidos, ningún gilipollas llega a las poltronas. Puede ser que la mayoría de catalanes desconozcan que no tenemos con que defendernos, pero Pujol y sus amigos son bien conscientes de ello.

La "operación desarme" finalizó con Aznar, pero de forma tan sigilosa que muy pocos catalanes se dieron cuenta que nos habíamos quedado con el culo al aire. Por aquellos tiempos solo importaba que el Barça empezaba a ganar ligas y copas a su eterno rival. Pero mientras el Camp Nou celebraba tanta victoria deportiva, toda Cataluña quedaba desarmada y derrotada en caso de confrontación armada.

Si los políticos catalanes están tensando tanto la cuerda solo puede ser debido a que saben a que número de teléfono del extranjero tienen que llamar cuando Felipe decida usar sus galones de Jefe Supremo del Ejécito Español. El problema principal de esta llamada internacional consiste en que nadie te ayuda por tu cara bonita. Siempre hay que dar algo muy preciado a cambio de los "favores prestados", por tanto Cataluña continuaría dependiendo de una gente diferente. Dependiendo de otra gente que en lugar de bailar el chotis, baila la danza jasídica. De Guate-mala se pasa a Guate-peor,... y tiro por que me toca.

El tren de la independencia catalana estuvo parado durante muchos años esperando a que los catalanes se subieran. Por aquel entonces ya hacía varias décadas que existía en Cataluña un partido independentista y republicano, pero la mayoría de los catalanes nunca lo votaron. Durante todas las décadas en que dicho tren estuvo en la estación esperando, muy pocos fuimos los que se subieron. Fuimos tan pocos que aquel tren se desvaneció antes de arrancar.

La mayoría prefirió experimentar con un tripartido en donde todo dios se aferró a su poltrona, hasta que el escándalo y la corrupción demostraron que la vocación de todos los políticos no esta relacionada con el servicio hacia los demás. En aquellos tiempos salió a la luz que su vocación era la de coleccionar cuentas bancarias en Suiza y otros paraísos financieros y fiscales iluminados.

BASTA!!!!
Los catalanes solamente se quisieron subir al tren de la independencia cuando la crisis y los recortes les tocaron lo más sagrado de la materia: la bolsa de las monedas.  Solamente entonces fue cuando los catalanes se convirtieron en independentistas. Pero ya era demasiado tarde.

Aquellas alturas del partido, el tren ya no estaba, la estación había sido desmantelada y todas las vías férreas estaban fundidas para poder fabricar cadenas, candados y urnas.

La convicción general consiste en creer que las urnas y la consulta democrática va a ser la nueva vía con la que se podrá conseguir la independencia. Usar las urnas como vías para que el tren de la independencia arranque, solo puede dar un triste resultado:
un tren independiente descarrilado esperando una grúa para ser rescatado!!!!



Pensar que la democracia y las urnas son las herramientas para llegar a ser independientes es justamente lo que el enemigo quiere que pensemos, aunque a simple vista parezca lo contrario.

Nos están manipulando desde la capital central y no nos estamos enterando. Es necesario tocar de pies en el suelo, mientras estemos flotando, nos las irán dando. Solamente entonces podremos cambiar de táctica y empezar a descentralizar la cuestión, como ya hace tiempo consiguieron los navarros y vascos con su fuero. Pero en estas cuestiones los catalanes nunca aprendemos la lección y vamos tropezando, una y otra vez, en la misma piedra.

Hay que reconocer que en Navarra si saben como quitar las piedras de su camino, Lo de su fuero no fue un regalo, sino un premio por haber luchado con un par de huevos, mientras otros miraban, como si nada, para otro lado.

Me gustaría acabar este artículo compartiendo una de mis sencillas composiciones musicales de hace unos años. Se trata de una grabación casera sin mucha calidad sonora, pero que relata que:
ahora que estamos desarmados,...
no es momento de jugar a ser republicanos
El que piensa que votando se arregla la cuestión,...
aún no ha aprendido lo del callejón sin salida (cul de sac)