lunes, 5 de diciembre de 2016

El Argamedón islámico de la carta "Death" en el anuario The Economist 2017




En este sencillo blog dedicado a la simbología ya hemos comentado en anteriores artículos que, bajo nuestro modesto punto de vista, las portadas de los anuarios de la revista "The Economist" contienen "mensajes y recados" dirigidos a los gobiernos de ciertos países. El análisis simbólico desarrollado en los siguientes párrafos nos confirma dicha hipótesis.

En la portada del anuario 2017 de la revista "The Economist", la carta colocada en quinta posición con el nombre de "Death" (en inglés, muerte), es una de las cartas que más nos ha costado interpretar de forma simbólica. La principal dificultad se nos ha presentado a la hora de encontrar una explicación lógica a uno de los elementos que el dibujante del Economist ha incluido en este diseño.

Nos estamos refiriendo a la decena de piedras de color amarillo que el dibujante ha incluido a uno y otro lado del pobre "pescadito moribundo" situado en la parte inferior de esta versión tan especial de la carta que en el Tarot representa a la todo poderosa Muerte.

Las extrañas piedras amarillas
Se trata de unas piedras amarillas que brillan por su ausencia en todas las demás versiones de esta carta del Tarot. En la mayoría de versiones de esta carta suelen aparecer en el suelo cabezas cortadas y huesos pertenecientes a las pobres víctimas de la guadaña. Esta claro que el detalle de las piedras amarillas no es producto del azar. Estas piedras parecen estar dibujadas con una intención muy concreta que nos ha costado mucho poder averiguar y encajar en el contexto que dicha carta representa.

Pero vayamos por partes y empecemos a analizar el significado simbólico escondido en esta carta cuya presencia en la portada del anuario 2017 ha acojonado a todo analista e investigador "apocalíptico". La mayoría de analistas han comentado que de las 8 cartas de la portada, la carta que anuncia peores males para el 2017, es justamente la de La Muerte.

El hongo del Economist 2015
La visión del hongo atómico les ha llevado a la peor de las predicciones, afirmando que con esta carta Economist nos anuncia una gran explosión nuclear para el 2017. Pero si analizamos las portadas de años anteriores, nos damos cuenta que el famoso hongo suele estar presente.

Como vemos en la imagen adjunta, el hongo gigantesco del anuario del 2015 levantó todo tipo de predicciones apocalípticas. Pero afortunadamente durante el 2015 el único hongo atómico que vimos fue el de la portada de la revista inglesa.

Sería mejor deducir que a la gente del Economist les encanta acojonar a la vasca siguiendo una de sus máximas: "Una de las mejores armas es el miedo. Cuando la gente esta atemorizada, toda su libertad y derechos puede ser manipulada. El pueblo es mejor que este todo el rato atemorizado con el fin de poderlo manejar a nuestro antojo."

Pero nosotros no aprendemos la lección y cada año nos vuelven a vender una guerra atómico-nuclear para podernos mejor gobernar. Y nosotros mientras tanto estamos esperando como niños la publicación del próximo anuario Economist con el fin de "averiguar" en que lugar la bomba explotará.

Pero no nos apartemos del tema de hoy y concentrémonos en la susodicha carta mortal.

Como no podría ser de otra manera, la carta de La Muerte en el Tarot lleva uno de los números más maléficos y desafortunados de toda la baraja: el número trece. La aversión hacia el número 13 es tal, que en algunas versiones es la única carta que no lleva su número impreso. En casi todas las diferentes versiones que se han ido diseñando de esta carta, nos encontramos ante un esqueleto andante, en muy pocas versiones el esqueleto se nos presenta encima de un caballo como nos muestra Economist. En todas estas ancianas versiones el esqueleto mantiene su guadaña hacia abajo en posición de "trabajo", mientras en todo su alrededor se nos muestra el resultado de dicho trabajito: cabezas, manos y pies cortados por doquier.





Solamente en una versión es donde encontramos al esqueleto cabalgando sobre un equino de pelo blanco. En esta versión la famosa guadaña de la señora muerte queda sustituida por un estandarte blanco sobre fondo negro. Pero no se trata de un estandarte cualquiera, ya que nos encontramos ante una representación de la estrella invertida de cinco puntas, representando el triunfo de la materia sobre el espíritu (casi nada!!!).

En la versión del Economist el cuerpo del esqueleto esta cubierto por un hábito de color negro y cabalga sobre un caballo blanco con la crin de color negro mientras sostiene la guadaña y nos la muestra, como si de un estandarte se tratara. Parece que el dibujante del Economist nos quiere mostrar a uno de los 4 jinetes de la Apocalipsis descritos en la Biblia.

En el capitulo seis de la Apocalipsis de San Juan los cuatro jinetes aparecen en el segundo septenario correspondiente a abertura de los famosos siete sellos.

Cada uno de los 4 jinetes apocalípticos tiene sus respectivas funciones y cabalgan en caballos distintos. Su descripción esta inspirada en las visiones de Zacarías y Ezequiel, y representan los 4 terrores de Israel:
  1. El primer jinete aparece al abrirse el primer sello montando un caballo blanco mientras con sus manos sujeta un arco y porta una corona
  2. El segundo jinete sale en escena tras abrirse el segundo sello montando un caballo rojizo y sosteniendo una gran espada
  3. El tercer jinete corresponde a la abertura del tercer sello y cabalga encima de un caballo negro, mientras en sus manos porta una balanza
  4. El cuarto jinete se aparece con la abertura del cuarto sello y galopa sobre un caballo de color ceniza, representando a la misma muerte
El caballo de la carta del Economist no es completamente blanco ya que claramente su crin es de color negro. Esto nos hace pensar que en la carta "Death" del anuario 2017 han querido representar al caballo de color ceniza que en otras traducciones de la Biblia se describe como de color pálido. Por tanto estamos ante el cuarto jinete de la Apocalipsis. Esta deducción por sencilla que parezca, es de vital importancia para poder ubicar en el espacio-temporal la escena que en esta carta se ha querido representar: la carta nos sitúa en el final de la historia del ser humano en el Planeta Tierra, llamado por muchos de una forma muy elocuente: "los últimos tiempos".

Una vez tenemos ubicado al jinete protagonista de esta carta diseñada por Economist, podemos empezar a analizar los demás elementos simbólicos que acompañan a la versión "londinense" de la carta en cuestión.

San Juan en su famoso libro nos detalla para los últimos tiempos la consecuencia de tanto sello abierto, tanta copa derramada y tanta trompeta sonando: peste, hambre, sequía, cometas, pozos abismales, guerras y muerte. Sin lugar a dudas la carta de La Muerte diseñada por los ingleses del Economist, refleja la mayor parte de todas las calamidades expuestas anteriormente.

Bajo nuestro modesto punto de vista el dibujante nos ha querido mostrar los acontecimientos descritos por San Juan al sonar en concreto la quinta trompeta. Ya sabeis que en este sencillo blog damos mucha importancia a los números y a las posiciones que ocupan cada una de las cosas. No sería de extrañar que es por esta razón que la carta "Death" ocupa en la tirada el quinto lugar. Mirar lo que nos dice San Juan cuando nos relata los acontecimientos ocurridos en la quinta trompeta:
"Cuando el quinto ángel tocó la trompeta, tuve la visión de una estrella caida del cielo a la tierra. Le fue dada la llave del pozo del abismo. Y al abrir el pozo del abismo salió una gran humareda que subió hacia el cielo y oscureció al sol y a todo el aire. De la humareda saltaron unas langostas con el poder parecido al de los escorpiones que hay en la superficie de la tierra. Y se les ordenó que no dañaran a la hierba de la tierra, ni a nada verde." Cap 9. vers.2
Como podeis comprobar el anterior párrafo de San Juan nos describe a la perfección el decorado dibujado en la carta del Economist: humo que asciende de la tierra al cielo del que salen las dos langostas y una tierra en donde la hierba no es dañada. El diseño de esta carta describe a la perfección todo el escenario descrito por el famoso apóstol apocalíptico.

Muchos investigadores son de la opinión que estos dos insectos voladores corresponden a la representación de dos bombarderos nucleares que acaban de dejar caer uno de los regalitos que transportan en sus bodegas. Sean dos bombarderos, o sean dos insectos portadores de enfermedades y epidemias, una cosa esta clara: no de trata de nada bueno ni positivo para nuestro hermoso Planeta.

La continuación del relato de San Juan de la quinta trompeta, tambien nos explica el motivo por el que en la versión del Economist no aparece ninguna cabeza ni extremidad cortada por la guadaña:
"En aquellos días los hombres buscarán la muerte y no la encontrarán. Anhelarán morir y la muerte huirá de ellos" Cap. 9 vers. 6
Hasta aquí hemos podido ir descifrando la simbología de cada uno de los elementos que aparecen en la carta del Tarot que Economist ha diseñado para representar a la muerte. Pero tal y como comentábamos al comenzar el artículo:
¿Que coño hacen la decena de piedras amarillas junto a los dos márgenes del cauce del rio seco?
¿A que se debe el interés del dibujante por pintar de amarillo esta decena de piedras?
No parece ser un dibujante que a sus dibujos acostumbre añadir detalles decorativos sin importancia simbólica. Más bien parece ser un dibujante que cuando añade a su dibujo un detalle, lo hace por una poderosa razón vinculada a la escena que quiere reproducir en su dibujo.

Pero por mucho que lo hemos buscado en todo el relato apocalíptico de San Juan, no hemos encontrado ninguna frase en donde se hable de piedras amarillas. En el Apocalipsis podemos encontrar ríos secos y peces muertos, pero de las piedras amarillas,... nada de nada.

Solamente hemos encontrado un lugar relacionado con los "últimos tiempos" en donde lo relatado encaja a la perfección con lo dibujado en la carta del Economist. Se trata de tres diferentes versículos islámicos (Hadith) dedicados a describir los signos y señales con los que reconocer que la llegada de los últimos tiempos ya se ha consumado. Son unas frases muy poco conocidas en el mundo cristiano de occidente, pero en el mundo islámico gozan de una gran popularidad entre todos los "buscadores de tesoros".

Estas son los tres párrafos en cuestión:
"La primera señal mayor que indicará la llegada de los últimos días, consistirá en la aparición de una gran cantidad de oro en donde el río Eufrates atraviesa Irak."
"La hora del Juicio Final no llegará hasta que el nivel del río Eufrates disminuya y aparezca una montaña de oro que ha permanecido oculta bajo las aguas del río. Toda la gente cuando vea el oro correrá hacia él y de cada cien hombres, 99 perderán sus vidas. Pero ocurrirá que cada uno de los 100 hombres pensará: de los 100, yo seré el que se salve."
"Cuando descienda el río Eufrates y aparezca el oro, que nadie se lo intente apropiar."

Como podéis comprobar, los libros sagrados de los musulmanes también nos hablan de lo que ocurrirá en los "últimos tiempos". Los tres pasajes islámicos anteriores, nos hablan de un río Eufrates seco y de una gran cantidad de oro que solo aparecerá en los tiempos finales cuando el nivel del río descienda de forma alarmante. El descenso del nivel de las aguas es una de las señales que los musulmanes relacionan con la llegada de los últimos tiempos


Pero una cosa si que es cierta, el momento se aproxima por que en la actualidad el río Eufrates se está literalmente secando. Los científicos afirman que el nivel del Eufrates nunca habia estado tan bajo. En la siguiente imagen podéis comprobar como últimamente el descenso del Eufrates es más que alarmante:

La diferencia del nivel del Eufrates es muy notable, realmente se está secando

No son pocos los que han intentado descubrir el paradero exacto de esta cantidad tan peculiarmente elevada de oro. De nada han servido las advertencias mortales de que este oro no es de propiedad humana y de que conviene dejarlo donde está y no tocarlo. Muchos reyes y emperadores conocedores de la profecía han sido los que han intentado descubrirlo. Durante la reciente invasión del ejercito USA a Irak, el mismísimo George Bush fue acusado por las "malas lenguas" de conocer el hadith y de ser, antes de tiempo, uno de estos buscadores del tesoro.

Pero según parece, hasta la fecha nadie ha encontrado el lugar exacto en donde se esconde esta gran cantidad de metal precioso, tan preciado por el ser humano, valga la redundancia

Una vez que los elementos simbólicos de esta carta van siendo descifrados, es cuando podemos empezar a hacer conclusiones respecto a cuales han sido las intenciones del dibujante del Economist. Y hay que reconocer que al ir encajando las piezas, se nos aparece una imagen global de esta carta muy preocupante. La razón de ello es muy simple: conociendo que se trata del Eufrates y orientándonos con la posición del Sol, podemos deducir la región que sufre el supuesto ataque nuclear representado en esta versión de la carta número 13 del Tarot.

En muchos análisis de esta carta hemos visto como los investigadores asocian la imagen del Sol y sus rayos con la bandera nacional de Japón. A partir de esta deducción, todos coinciden que el dibujante se esta refiriendo a que el ataque nuclear ocurrirá en suelo japonés. Pero un sol naciente siempre sale por el Este. Si olvidamos lo de Japón y solamente nos concentramos en el sol naciente, no queda la menor duda de que la explosión atómica ocurre al Este de donde se encuentra el jinete con su caballo. Si a esto le añadimos que el jinete se encuentra apostado en el margen occidental-derecho del Eufrates, es entonces cuando suenan las alarmas y la carta adquiere un nuevo significado:
al este del Eufrates se encuentra uno de los paises islámicos por excelencia, Irán!!!!!

Todo queda aclarado cuando nos damos cuenta que Irán es el peor enemigo de Israel y que los sionístas son íntimos amigos de los propietarios de "The Economist". Con esto no estamos diciendo que esta carta anuncia un ataque de Israel a Irán. Tan solo podría tratarse de una clara indirecta del poder sionista hacia el gobierno de Irán, que al ser musulmanes deben haber captado el mensaje de forma mucho más rápida que la de mi pobre mente occidental y cristiana.

En uno de los artículos que realizamos analizando la portada del 2015, ya comentamos la posibilidad de que estas portadas contengan ciertos mensajes a los "enemigos".


Un servidor ha tardado en poder encajar los símbolos de esta carta de Economist. Pero los gobernantes de Irán al ser creyentes y conocedores del hadith, deben haber captado el "mensaje" de forma inmediata y muy probablemente al visualizar la carta han exclamado:
"Que jodidos que son estos putos sionistas !!!"
Para terminar con el artículo de hoy, nos complace compartir uno de nuestros vídeos musicales realizados en casa de forma amateur. Se trata del vídeo que dedicamos a una de las máximas que esta gente iluminada y triangulada tiene cada día bien presente, como ya hemos comentado al principio: EL MIEDO.
La música es de "Banco de Gaia" y la armónica blusera y la voz desdentada que suena es la de un humilde servidor. Espero que sea de vuestro agrado:



Johnny McClue diciembre 2016