miércoles, 17 de febrero de 2016

El simbolismo del numero 14, catorce, XIV, La Templanza



El número catorce es sinónimo de ayuda, curación, bondad y misericordia. Una vieja oración que los menores rezaban al ir a la cama es una buena muestra:
"Cuando me voy a dormir por las noches,
14 angelitos me guardan."
Estamos ante un número que fue muy importante en todas las culturas y civilizaciones que surgieron alrededor de los ríos Tigris, Eufrates y Nilo. Tanto si hay que cortar y despedazar, como si hay que crear y producir, el número 14 suele estar presente.

Para los antiguos sumerios el 14 era el número que ayudó a Nergal a acceder al trono y proclamarse dios de los infiernos. En un fragmento de una tablilla perteneciente a la Biblioteca de Assurbanipal, conservada en el Museo Británico, encontramos que el 14 está directamente relacionado con la operación de crear al hombre por los dioses sumerios:
"Ea amasa la arcilla ante la mirada de Nintu
Separa catorce pedazos de pasta,
coloca siete a su derecha
y los otros siete a su izquierda.
De las 14 matrices reunidas por la experta,
7 produjeron machos
y las otras 7 hembras."
También en la mitología egipcia Osiris fue desgarrado en 14 trozos. Pero Isis cuando trató de reconstruir el cuerpo de Osiris solamente pudo recuperar 13 trozos. El trozo que Isis no pudo recuperar fue justamente el pene, por tal razón, el 14 representa el miembro masculino y es utilizado como argot entre cierta gente desalmada que se cree muy "selecta y con cultura". Según cuenta esta historia mítica de los egipcios, el trozo de Osiris que correspondía a su pene cayo al río y se lo comió un pez llamado Oxirrinco. Ahora ya sabéis el motivo por el que los niños tienen a un "pececito" entre las piernas, como veis, la cosa viene de muy lejos.

Sin lugar a dudas la preferencia por el 14 en las culturas, se debe a uno de los cuerpos celestes que más ha alucinado al ser humano desde la noche de los tiempos: la Luna. En el lenguaje tenemos la expresión temporal "14 días" en referencia a los días que la Luna tarda en crecer hasta la luna llena.

El número 14 también esta relacionado con el cristianismo y en particular, con la natividad del hijo de Dios en la Tierra. En la actualidad una estrella de plata de 14 puntas se encuentra decorando el lugar donde se supone ocurrió el nacimiento de Jesús en el interior de la iglesia de la Natividad de Belén.

En el cristianismo es muy conocido el número 14 a causa de los 14 Santos Auxiliadores, que justamente datan del siglo XIV. En una época en que en Europa solo había guerras y epidemias, surgió la creencia de que 14 santos ayudaban al pueblo y la situación mejoraba. Fue una triste época en que la peste azotó y provocó auténticos estragos. Los 14 santos no eran los mismos y variaban según las regiones, pero el número de santos, siempre era el de 14 en todos los lugares. El lugar donde se dice empezó la tradición, se construyó la Iglesia del convento de los Catorce Santos en la ciudad alemana de Bamberg. 

Los 14 Santos Auxiliadores

Estos son los nombres mas habituales de los catorce santos auxiliadores con sus respectivas responsabilidades:
  1. San Acacio.- duda o temor a la muerte
  2. San Egidio.- buena confesión
  3. Santa Bárbara.- moribundos
  4. San Blas.- dolor garganta
  5. San Cristobal.- muertes inesperadas
  6. San Ciriaco.- contra la tribulación
  7. San Dionisio.- dolor de cabeza
  8. San Erasmo.- dolores de abdomen
  9. San Eustaquio.- situaciones difíciles
  10. San Jorge.- epidemias animales domésticos
  11. Santa Catalina.- dolencias en la lengua
  12. Santa Margarita.- parturientas
  13. San Pantaleón.- médicos
  14. San Vito.- epilepsia

El catorce esta intimamente ligado a la pasión de Cristo mediante "Las 14 estaciones del Via Crucis". Se trata del recorrido de la pasión que se rememora cada Semana Santa y que en muchas ciudades tiene una tradición milenaria. El Via Crucis divide el tiempo de la pasión en 14 paradas o estaciones que han sido motivo de inspiración en todos los artistas cristianos de la historia de la iglesia.

Las 14 estaciones del Via Crucis

En el Tarot la carta 14 es "La Templanza", representada por un ángel o una mujer que manipula la mezcla correcta, el remedio adecuado que nos tiene que sanar y guiar. Para encontrar la mezcla perfecta de todas las cosas hay que saber encontrar el equilibrio adecuado. Estamos ante el ángel de la guarda que conduce al hombre a través de pasajes difíciles, hacia una regeneración, un mundo nuevo.

La propia carta nos muestra hacia dónde nos lleva el sendero, hacia las altas y blancas montañas donde reina la Luz. Se trata de un camino de iluminación que se inicia donde todo comienza a vivir y evolucionar: el Agua.
Como aspecto negativo la carta de La Templanza representa a la indecisión y a los conflictos de interés. El ángel tiene su pie derecho  en el agua y el pie izquierdo se apoya en la tierra firme. Una tierra firme que no está muerta, más bien todo lo contrario, es una tierra donde la vida crece en todo su esplendor, como los bellos lirios que decoran esta magnífica carta. El triángulo dorado que porta en la túnica en el centro de su pecho, nos indica sin lugar a dudas, el equipo por el que "juega la partida" con tanta templanza.

En el antiguo Egipto se creía que el número 14 concedía un poder muy especial al faraón. En las procesiones siempre eran 14 el número de portadores de estandartes que representaban a los antepasados del faraón. Seguramente esta costumbre ya provenía de los sumerios y su afición por el número 14 que comentábamos al comenzar el artículo. Los egipcios relacionaban el número 14 con el signo de Cancer y el planeta Júpiter.

La oración infantil para antes de acostarse de los 14 ángeles protectores, bien podría estar relacionada con el ángel de la carta 14 del Tarot.

El número catorce también está intimamente ligado con cada una de las dos manos del ser humano, debido a que nuestras manos están formadas por catorce falanges en cada una de las dos extremidades superiores. Todos nuestros dedos de la mano están formados por tres falanges, exceptuando el dedo pulgar que esta configurado por dos falanges, lo que nos da un total de 14 falanges.



En la numerología romana el catorce suele plasmarse de dos modos distintos. La manera mas común el uno se interpone entre el diez y el cinco, osea XIV. La segunda forma añade cuatro unos a la derecha del diez, dando XIIII. Esta segunda forma seguramente es la más antigua al tratarse de una simple copia del sistema de numeración usado anteriormente por los antiguos egipcios.

Número 14 en caracteres del antiguo Egipto

En la adolescencia los catorce años son muy significativos e importantes que muchos denominan "la edad del pavo". Para un menor de edad, cumplir 14 años significa estar mas cerca de la deseada emancipación. En algunos paises a los 14 años ya se puede conducir una motocicleta de forma legal, una forma de emencipación dentro de nuestro mundo capitalista y de consumo. De ahí que el 14 este tan presente dentro de los nombres de los clubs juveniles de todo el mundo. Los catorce años de edad representan en una persona anciana, aquella tan añorada edad juvenil a la que en algún momento de la vida, siempre se desea regresar.

PAZ
Johnny McClue